El Museo Pedro Gilabert intenta incorporar las obras de particulares

El Museo Pedro Gilabert intenta incorporar las obras de particulares
  • El Museo Pedro Gilabert, de Arboleas, tiene como uno de sus principales retos la incorporación a sus fondos de todas las obras del escultor, "Tito Pedro", como se le conoce cariñosamente en toda la comarca, que se encuentren en manos de particulares. El primer paso, en el que ya se trabaja, es la confección del correspondiente inventario «para, al menos, saber que existen y, si es posible, adquirirlas para la colección permanente», ha manifestado su nuevo director, León Moreno García (Albox, 1977). La tarea se compaginará con la confección asimismo del catálogo de la obra expuesta, que aún no está terminado. Según los últimos recuentos el Museo cuenta con 142 piezas, pertenecientes a todas las etapas que pueden distinguirse en la trayectoria de Pedro Gilabert.

La continuidad de las actividades paralelas, sobre todo los talleres dirigidos al público infantil con toda una gama de proyectos didácticos, aparece como otro de los principales retos del nuevo director, que acaba de ocupar este puesto tras el abandono por motivos familiares de Lavinia Calvacanti, quien, a su vez, gestionó el Museo tras la marcha de Rubén Ramos, el primero de los directores de este aún joven centro cultural, pero con una imagen de singularidad en toda la Comunidad Andaluza y con proyección en todos los países en los que cuentan con pinacotecas sobre el denominado arte naif.

Arte contemporáneo

El hecho de que la mayor parte de la obra de Pedro Gilabert pueda encuadrarse en tal estilo, pero sobre todo sus características propias de ingenuidad y utilización de la madera así como su centralización en los animales como temática y el coloreado de su primera etapa, constituye uno de los motivos fundamentales de la atracción que despierta en los niños sus creaciones. «Esta atracción constituye un punto de partida para ir más allá y tratar de introducir al público infantil en el arte contemporáneo y que tengan otras miradas para contemplar el arte porque todos, o casi todos, como el público adulto, tenemos una visión centrada en el arte clásico. No podemos olvidar que el arte contemporáneo resulta difícil y complicado», ha manifestado León Moreno, doctorado en Historia del Arte por la Universidad de Granada y con estudios especiales sobre museología y programas de visitas culturales. La continuación de las exposiciones temporales en la línea de sus antecesores aparece igualmente como otro de los retos del nuevo director, que aprovechará no solamente sus conocimientos sino también las relaciones con Diputación y Junta de Andalucía.