El 'Zuloaga' del museo Ibáñez de Olula del Río viaja hasta Bilbao

El 'Zuloaga' del museo Ibáñez de Olula del Río viaja hasta Bilbao

La obra formará parte de la gran antológica que el Museo de Bellas Artes de Bilbao dedica a Ignacio Zuloaga a partir del 28 de mayo

I. A.Olula del Río

Desde el martes 14 de mayo, los visitantes al Museo Ibáñez de Olula del Río notarán que en su sala 12, dedicada a la pintura y escultura española entre 1850 y 1940, falta una de las obras maestras que forman parte de la colección permanente de la institución: el Retrato de Monsieur Banchy, de Zuloaga. Una obra que formará parte de la gran antológica «Ignacio Zuloaga (1870-1945)» que el Museo de Bellas Artes de Bilbao ha programado del 28 de mayo al 20 de octubre de este año, y que esta misma mañana han retirado los operarios de la empresa de transportes SIT para trasladar, con todo tipo de garantías, hasta el museo bilbaíno actualmente dirigido por Miguel Zugaza, anterior director del Museo del Prado.

Obra realizada en París en los meses finales de 1894 –año del que son muy escasas las pinturas conocidas del pintor vasco–, en el Retrato de Monsieur Banchy nos presenta Zuloaga a un personaje de gesto taciturno, mirada perdida y pose desenfadada. Un amigo –como reza la dedicatoria del cuadro, «a mon ami Banchy»– capturado en un momento íntimo compartido con el pintor, probablemente, en un café parisino cuyos muebles sirvieron de fondo al retratado.

La obra perteneciente a los fondos permanentes del Museo Ibáñez no aparecerá catalogada ni en el catálogo razonado de la obra de Zuloaga que en 1972 publicase Enrique Lafuente Ferrari ni en ningún otro estudio posterior, lo que concede a la pieza singular importancia. Importancia que ahora refrenda el hecho de que este retrato, que ya estuvo expuesto antes en el Museo de Arte doña Pakyta como «Obra invitada» a finales de 2015, se ha incluido en la gran antológica que el Museo de Bellas Artes de Bilbao dedicará a Zuloaga, , este es un retrato en el que hará gala ya el eibarrés de su particular forma de interpretar el género, haciéndose evidente la escasa atención que en estas obras prestaría a los detalles, con el objeto de sintetizar en rasgos esenciales al retratado y concentrar su atención en plasmar el carácter del mismo.