Puesta en valor del entorno de la ermita de la Santa Cruz de Albox

Turismo invierte casi 50.000 euros «que garantizan la accesibilidad y contribuyen a mejorar y diversificar su oferta»

I. A. Albox

El delegado territorial de Turismo en Almería, Vicente García Egea, visitó Albox, donde pudo conocer el estado de los trabajos que se han realizado con cargo a la subvención que ha concedido la Consejería y que ha permitido la puesta en valor del entorno de la ermita de la Santa Cruz de la localidad.

«Este proyecto que hemos financiado desde la Consejería de Juan Marín ha permitido a Albox diversificar su oferta y completarla, y lo hacemos recuperando el patrimonio del municipio. Potenciar aquello que es parte de nuestra historia nos hace únicos y nos diferencia del resto de destinos», ha señalado el delegado territorial, quien ha incidido en que «la reforma también ha permitido garantizar la accesibilidad universal, algo que es uno de nuestros objetivos para el crecimiento del turismo».

Durante la visita, el responsable de Turismo de la Junta ha mantenido un encuentro con la concejal de turismo de la localidad, Virginia Sáez, y parte de su equipo de Gobierno, con quienes ha abordado distintos asuntos vinculados a las competencias de la Consejería y ha destacado la importancia de mantener el contacto directo con cada municipio «para conocer sus inquietudes y necesidades».

Posteriormente, García Egea ha podido conocer el resultado de las ayudas concedidas por la Consejería en el entorno de la ermita. Estas actuaciones se enmarcan dentro de las líneas de subvención destinadas a los municipios, que volverán a salir este año, y que en 2019 implicaron una inversión de 400.000 euros en proyectos de 9 municipios almerienses.

Las actuaciones que se han acometido en Albox corresponden a la línea que se destina al patrimonio cultural de los municipios del interior de Andalucía. La Consejería ha invertido en el municipio casi 50.000 euros para financiar el 100% de la intervención realizada.

En concreto, se han realizado arreglos en la zona de acceso a la ermita que carecía de urbanización y presentaba una capa de tierra y grava, lo que dificultaba el acceso al edificio. Se han adoptado medidas para reducir el impacto medioambiental de la actuación mediante la colocación de nuevo arbolado. Igualmente, el entorno carecía de aparcamientos y el alumbrado era escaso.

«Es fundamental seguir apostando por el turismo, es un sector clave para la economía de nuestra tierra y un generador de riqueza y empleo. Con estas ayudas seguimos avanzando para ser más competitivos y contar con una oferta más variada y de calidad cuando la situación sanitaria permita retomar la actividad del sector», ha concluido García Egea.

Temas

Albox