Piedras de cristal de 'Lapis Specularis' de Arboleas viajan hasta el Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Piedras de cristal de 'Lapis Specularis' de Arboleas viajan hasta el Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Cristóbal García agradece al autor de la exposición Miguel Ángel Blanco y a Juan Carlos Guisado la colaboración valorando como «muy positiva» esta experiencia

I. A.Arboleas

El hecho de que un mineral, como es el que caso de la piedra de cristal de la mina romana del Espejuelo en Los Higuerales de Arboleas, protagonice una exposición es muy poco habitual. Este papel generalmente está reservado, en la mayoría de los casos para artistas, acontecimientos, culturas, personajes; entre otros conceptos, pero no para un mineral. «Es una gran satisfacción que la piedra de cristal de nuestra mina romana del Espejuelo viaje hasta Madrid para ser expuesta en el Museo Arqueológico Nacional. Se trata de una muestra de Miguel Ángel Blanco 'Lapis Specularis. La luz bajo tierra», explica el alcalde del Ayuntamiento de Arboleas, Cristóbal García.

Sin embargo, estas piezas no han sido las únicas afortunadas que han tenido el gran privilegio de viajar, puesto que otras piezas más medianas se han enviado -en el mismo paquete- con destino Roma, con el fin de ocupar un espacio en el Templente de Bramante en el Gianicolo de Roma la Cripta (donde fue crucificado San Pedro). El primer edil ha expresado su satisfacción al respecto afirmando que: «como resumen decir que nos sentimos muy orgullosos de que nuestro patrimonio histórico este alcanzando tan alta consideración y representación en los Museos más importantes de España. La presencia en el Templete es la gran guinda de satisfacción». Así añade que: «estamos muy agradecidos a Miguel Ángel Blanco y a Juan Carlos Guisado por su colaboración».

El artista, con la colaboración del Consistorio de Arboleas, ornamenta la sala con un bloque procedente de la mina romana situándolo como una vía de comunicación con los dioses Minerva, Apolo, Livia, Esculapio, entre otros. Fragmentos del mineral se han repartido entre los ausentes pies de los emperadores recordando, de este modo, su potencial uso para embellecer. Miguel Ángel Blanco pretende, en definitiva, explorar las cualidades plásticas y poéticas de este sorprendente mineral reencarnando, de este modo, la Historia Antigua.

La exposición entremezcla el espejuelo (yeso cristalizado) con las colecciones romanas del centro. Miguel Ángel Blanco muestra, de esta forma, en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, la piedra 'Lapis specularis hispano' en yacimientos que proceden de la mina de Arboleas. Y es que la ocasión lo merece y el Museo Nacional ha querido combinar piezas de muestra temporal con las residentes (exposición permanente). «Este equipo de Gobierno está trabajando intensamente, por numerosos caminos, para la puesta en valor turístico de la Mina Romana del Espejuelo. Somos muy afortunados de que esta maravilla natural forme parte de nuestra historia, cultura y patrimonio», destaca el alcalde.

La mina de Limaría es un yacimiento de 'lapis specularis' de la época romana. Un lugar mágico cargado de un pasado lleno de historia y que ahora, en la actualidad, se está transformando en un atractivo e interesante reclamo turístico. «Uno de los retos que nos hemos impuesto es dinamizar tanto la economía como el empleo en nuestro municipio y en toda la comarca del Almanzora. En los últimos meses, hemos llevado a cabo trabajos de desescombro, con el propósito de desenterrar la mina», afirma el primer edil. Con estas palabras explica que «antes se desconocía la importancia de este yacimiento hasta que hace aproximadamente unos 30 años se planteó su recuperación».

Reseñar que recientemente la mina se encuentra inscrita como Bien de Interés Cultural en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. La empresa Sadim Ingeniería se ha encargado de acometer los trabajos, al ser especialista en la explotación museística y turística del patrimonio minero. Se trata de un proyecto que aprovecha, sin duda, el creciente interés de los ciudadanos por un tipo de turismo que trasciende el ocio y muestra una interpretación de la historia añadiendo una óptica más didáctica e informativa del legado que los antepasados dejaron en Arboleas.