Alumnos del Almanzora han conocido el alcance de las becas Eduarda Justo

Alumnos del Almanzora han conocido el alcance de las becas Eduarda Justo
  • Alumnos del Almanzora,conocían hace pocos días, las excelencias de las becas de bachillerato internacional que ofrece la Fundación Eduarda Justo, gracias a las que dos jóvenes podrán estudiar bachillerato internacional en uno de los centros de Colegios del Mundo Unido; una formación valorada en 47.500 euros. El plazo para solicitar una de estas becas termina el 24 de enero próximo.

Los actuales becarios Carlos Arriaga, (de Purchena) becario de la Fundación que está estudiando en Costa Rica; e Iván Fernández, de Roquetas de Mar, que realiza su bachillerato internacional en Gran Bretaña, explicaron su experiencia a sus compañeros en el Centro Tecnológico andañuz de la Piedra.

Del mismo modo, en la cita de Macael tomaron parte dos de los becarios de postgrado de la Fundación Eduarda Justo, como son el almeriense Miguel Villalobos, que ha cursado estudios de Master Business Administration, en el MIT de Boston; y Antonio Labrador, un joven segoviano que actualmente está estudianto el Máster en Administración Pública en la Kennedy School of Government.

Los alumnos asistentes al foro pertenecen a los IES Juan Rubio Ortíz (Macael), Entre Sierras (Purchena), Alto Almanzora (Tíjola), Sierra de los Filabres (Serón), Martín García Ramos (Albox), Cardenal Cisneros (Albox) y el Colegio Altaduna (Roquetas de Mar).

Una beca que te cambia la vida

Carlos Arriaga Serrano, en Costa Rica; Pablo Antonio López Galindo, en Canadá; e Iván Fernández Garcés, en Gales; son conscientes de que se han implicado en un gran proyecto. Todavía no tienen la edad y la madurez suficiente como para darse cuenta del cambio tan importante que para su futuro va a suponer estudiar Bachillerato Internacional en uno de los centros de Colegios del Mundo Unido, pero lo sospechan. Estos tres jóvenes almerenses son los beneficiarios de las becas de bachillerato que otorga la Fundación Eduarda Justo, perteneciente al grupo Cosentino, para estudiar en uno de las mejores instituciones educativas del mundo, valoradas en más 45.000 euros cada una. Tienen ante sí una oportunidad de oro para adquirir una formación de lujo, en una de las instituciones que más apoyan el talento de los jóvenes.

Colegios del Mundo Unido cuenta con un total de catorce centros repartidos por todo el mundo y solo 18 jóvenes españoles son los que pudieron acceder este curso a uno de ellos, entre los que se incluyen los tres almerienses. No es cuestión de dinero. Así se sea multimillonario que, si no se pasa la selección previa, no se puede ingresar en esta prestigiosa institución educativa.

La Fundación Eduarda Justo, en su afán por promover el talento en la provincia de Almería ha vuelto a becar a tres jóvenes almerienses, que se formarán en un sistema que promueve la creatividad y la innovación por encima de todo. Para acceder a esta beca, además de contar con un expediente brillante, los jóvenes han tenido que demostrar actitud de liderazgo. El jurado que los ha seleccionado ha tenido en cuenta su implicación en los problemas de su comunidad, su compromiso, su capacidad para liderar proyectos, el desarrollo de actividades creativas, la práctica de deportes... Todo ha contado a la hora de ser los elegidos entre muchos jóvenes de su edad, que se han quedado a las puertas de una experiencia que les puede cambiar la vida.

Durante su estancia en los Colegios del Mundo Unido, estos alumnos deben dedicar al menos dos horas a la semana a una actividad creativa (música, teatro, artes plásticas...); al menos otras dos a la práctica de deportes; y entre tres y seis horas a programas de asistencia a la comunidad. En este último caso, podemos citar como ejemplos impartir clases de inglés a mujeres desfavorecidas en La India, colaborar con el servicio de guardacostas del Reino Unido o ayudar en la conservación de una reserva marina en Canadá.

Estas actividades son las que los harán grandes como personas, además de alumnos excelentes, y las que les enseñará la importancia del compromiso con la sociedad en la que viven. La adquisición de valores resulta fundamental en los centro de Colegios del Mundo Unido, del mismo modo que también lo es para la Fundación Eduarda Justo, mecenas del conocimiento en la provincia de Almería y promotora de carreras de jóvenes con alto potencial para convertirse en los líderes del futuro de esta provincia.

Ésta es la segunda oleada de jóvenes almerienses que disfrutan de una de las becas de bachillerato internacional que ofrece la Fundación Eduarda Justo. Los primeros fueron José Antonio Cabrera, de El Ejido, que estudió en el centro que Colegios del Mundo Unido tiene en Hong Kong; y Alberto Carrillo, de Carboneras, que pasó dos años en Noruega. Ambos jóvenes volvieron maravillados de la experiencia, al tiempo que han adquirido una madurez al alcance de muy pocos.

"He tenido la oportunidad de enamorarme de la cultura china, tan compleja, perfeccionista y a la vez serena; y de emprender labores de servicio por la comunidad que jamás pensé que realizaría en un entorno tan multicultural. Entre otras cosas, he tenido la posibilidad de escribir y dirigir mi propia obra de teatro, y de convertirme en el líder de la actividad de debate. Incluso he formado parte del equipo de Baile del Dragón", decía José Antono Cabrera sobre su experiencia en Hong Kong.

La Fundación Eduarda Justo quiere que otros jóvenes de la provincia tengan la oportunidad de disfrutar de esta experiencia única, y para ello va a continuar con las becas de bachillerato internacional. Para animar a los jóvenes a solicitarlas, la Fundación Eduarda Justo, este mes de diciembre va a celebrar unas jornadas, dirigidas a estudiantes de Secundaria, en las que les mostrará la experiencia. Son muchos los jóvenes que no la solicitan, sencillamente, porque no la conocen; otros, no se creen lo suficientemente buenos como para superar las pruebas. Sin embargo, como suelen decir los responsables de la Fundación Eduarda Justo en cada uno de los eventos que organizan, el mayor es no hacer nada. Cualquier joven de la provincia con buenas notas y compromiso con su entorno cercano estás más que capacitado para superar el proceso de selección. Solo hace falta arrojo y creer en uno mismo, ya que son esos los valores que tiene en cuenta el jurado encargado de elegir a los 18 privilegiados de este país que pueden disfrutar de una estancia de dos cursos en los centros de Colegios del Mundo Unido.