Los menores de los centros de protección de Purchena interpretan en Almería 'Una línea en el horizonte'

Como sensibilización y prevención de las violencias machistas, la desigualdad y el racismo

I. A. Purchena

Las chicas y los chicos de los centros de protección y acogida de menores de origen extranjeros de «El Valle» y «Los Cármenes» de Purchena cumplieron su sueño de actuar encima de un gran escenario y consiguieron poner en pie al público asistente compuesto por estudiantes de secundaria de distintos colegios e institutos de la provincia tras disfrutar del estreno en Almería capital de 'Una Línea en el Horizonte', teatro para la sensibilización de las violencias machistas, la desigualdad y el racismo dirigido por Antonio Lucas. Esta actividad ha contado con el respaldo y la colaboración del Ayuntamiento de Purchena, la delegación territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y la Federación de Mujeres del Almanzora, con el objetivo de concienciar a la población de la situación de estos menores no acompañados, los problemas que sufren y que la imagen que se suele dar de ellos está muy lejos de la realidad.

El acto ha contado con la presencia del director general de Violencia de Género, Ángel Mora, la directora general de Infancia, Antonia Rubio, el delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Almería, Rafael Pasamontes, y el de Granada, Manuel Montalvo, la presidenta de la Federación de Mujeres del Almanzora (Femaxi), Remedios Serrano, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almería, Diego Cruz, y representantes de distintas instituciones y organizaciones de la provincia, quienes compartieron la importancia de la colaboración institucional para preservar los recursos públicos que proporcionan a los menores protección y herramientas para que puedan tener una vida digna y desarrollar proyectos pioneros de concienciación y formación como este, sin olvidar los puestos de trabajo que se generan, fundamentales para mantener o incluso aumentar la población en los municipios más pequeños, como el caso de Purchena.

«Ha sido un honor venir hasta Almería para el estreno de esta obra. Quiero dar la enhorabuena a estos menores por habernos querido transmitir desde la cultura a otros y otras jóvenes la realidad que ellos y ellas han vivido desde que son muy pequeños. Creemos que tenemos una vida muy fácil, pero no siempre es así. Estos y estas jóvenes no lo han pasado nada fácil y están intentando vivir en una sociedad en la que a muchos y muchas de ellas los han señalado y hoy nos han dado un ejemplo de supervivencia, hablándonos de problemas reales», ha expresado el director general de Violencia de Género. Por su parte, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almería, Diego Cruz, ha señalado que «hablo en mi nombre y en el del alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, cuando os aseguro que hoy es uno de esos días en los que más me complace ver el Auditorio repleto de ilusión y ganas, haciendo de la Cultura, del teatro en este caso, una excelente actividad para los jóvenes de estos centros, que, además, han querido que su obra tenga un mensaje social que vaya contra la desigualdad en todos sus múltiples formas. Nuestro objetivo como sociedad debe ser conseguir que llegue el día en esas temáticas no sean necesarias. Que busquemos la inspiración artística en lo que nos une como personas, entre iguales. Sin discriminación y sin violencia».

«Esta obra de teatro es un ejemplo de integración y quiero felicitar a todas las personas que han hecho posible el llevar a cabo esta actuación, por su implicación y por poner en valor a estos niños y niñas que se encuentran en los centros de protección de menores, sobre todo, porque son un ejemplo de fortaleza y de valentía, y hoy lo han demostrado», ha puesto en valor la directora general de Infancia, Antonia Rubio; mientras que el delegado territorial, Rafael Pasamontes, quien ya estuvo presente durante la primera actuación en el municipio de Purchena, no ha perdido la oportunidad de felicitar a estos jóvenes actores y actrices. «Recuerdo la ilusión que le supuso a estos chicos y chicas el conocer que iban a actuar en el Maestro Padilla y me alegra poder ver la ilusión que desprenden por haber hecho realidad el sueño de estos jovenes que viven en nuestros centros de menores y hoy hemos tenido la suerte de disfrutar de una obra de teatro cargada de valores».

La obra cuenta la historia de un grupo de chicas menores que residen en un centro, basada en la cotidianidad de su vida diaria y entremezcladas con sus sueños y frustraciones. La acción comienza cuando conocen el posible cierre por motivos económicos y deciden actuar para que no las separen de nuevo. Todo un reto para 20 adolescentes con dificultades con el idioma, que nunca se habían subido al escenario. Un drama musical que habla de superación, de amistad de miedo al futuro que nos acerca a problemas reales como las violencias que sufren las menores de origen extranjero ante la feroz demanda del sistema de explotación sexual de las mujeres. Una obra que profundiza en la inmigración, la pobreza, el racismo y la trata de seres humanos que y que funciona como una ventana para descubrir el trabajo de los centros de menores, que gestiona la Asociación InterProde y comprobar que son fundamentales para proteger a estas chicas y chicos.