El gobierno de Cantoria asfalta el Camino de la Media Legua, tras cuarenta años de olvido

El gobierno de Cantoria asfalta el Camino de la Media Legua, tras cuarenta años de olvido

En la zona se asientan las viviendas sobre las que pesaba una orden de derribo que un juez dejó sin efecto a finales del pasado año

I. A.Cantoria

El Ayuntamiento de Cantoria acaba de concluir los trabajos de asfaltado en el Camino de la Media Legua, paraje donde se asientan algunas de las viviendas sobre las que pesaba una orden de derribo desde el año 2016, al haber sido construidas de manera ilegal, pero que finalmente se han podido salvar gracias a un auto del Juzgado de lo Penal Nº 3 de Almería que ha dejado sin efecto las demoliciones de catorce de estas viviendas. «Como ya adelanté a los vecinos en la reunión que mantuvimos hace unos meses para trasladarles el apoyo de este equipo de gobierno para que inicien sus expedientes y se acojan a la declaración de asimilados fuera de ordenación (Afo) y de esta manera poder regularizar la situación de sus viviendas, nuestro siguiente paso iba a ser actuar en los caminos de acceso a las casas. Éramos conscientes del mal estado en que se encontraba el pavimento, sin ninguna intervención desde hace cuarenta años, pero la situación de muchas viviendas del entorno nos ha hecho ser prudentes. Conseguido el soporte legal que evita la demolición, nos tocaba acondicionar el entorno para devolver la normalidad a la zona y unos accesos dignos», ha explicado la alcaldesa socialista Puri Sánchez.

«Como lo prometido es deuda, hoy es el día que podemos ofrecer a nuestros vecinos de La Media Legua 7.000 metros cuadrados de caminos asfaltados que, estamos seguros, van a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos además de ofrecer una renovada imagen del municipio», ha destacado la primera edil.

Así, después de un trabajo que ha comenzado a principios de año y en el que se han invertido 40.000 euros, los cerca de 200 vecinos que transitan por la zona pueden disfrutar de unos nuevos accesos que acaban con cuarenta años de olvido.