La encina de la Peana de Serón ya es monumento natural

La encina de la Peana de Serón ya es monumento natural

Declaradas por la Junta de Andalucía, se trata de las encinas milenarias de la Peana y del Marchal del Abogado

La provincia de Almería cuenta con cuatro nuevos monumentos naturales, una vez que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobara el pasado martes la inscripción en la Red de espacios naturales protegidos de Andalucía (Renpa), con esta categoría, la de 'Monumento Natural'.

Se trata de las encinas milenarias de la Peana y del Marchal del Abogado de Serón, el Peñón de Bernal y las Canales de Padules. Con estas cuatro incorporaciones, en la provincia existen diez espacios reconocidos como monumentos naturales.

Con esta protección se garantiza la conservación de los excepcionales valores ambientales que albergan estos lugares y elementos de la naturaleza.

Los monumentos naturales, tal y como recoge la normativa andaluza en vigor, son espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por elementos de notoria singularidad, rareza o belleza que merecen ser objeto de protección especial, así como las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la gea; es decir, los organismos vivos y las materias inorgánicas que forman un sistema; que reúnan un interés especial por la peculiaridad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.

Las dos encinas son ejemplares milenarios de la Sierra de los Filabres y se encuentran en el municipio de Serón. La Encina de la Peana está considerada como el árbol más grande de Andalucía según el catálogo elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, mientras que la del Marchal del Abogado se reconoce como Monumento Natural en base a su gran porte y la amplia superficie que abarca su copa.

Situado en los municipios de Almócita y Padules, entre la Sierra de Gádor y Sierra Nevada, el espacio natural conocido como las Canales de Padules resalta por las llamativas formas de erosión hídrica y el relieve abrupto en el que queda encajonado el río Andarax entre dos altas paredes de roca. Este relieve crea una red de pequeños lagos abrigada por árboles y grandes zonas de sombra.

El Peñón del Bernal se encuentra ubicado en la Zona Especial de Conservación Sierras de Gádor y Énix, concretamente entre los términos municipales de Vícar, Dalías y El Ejido. Destaca por el alto valor geológico de su entorno y las vistas que ofrece del Poniente Almeriense.

Aparte de los cuatro de Almería, el Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la inscripción en la Red de espacios naturales protegidos de Andalucíase como momumentos naturales otros seis lugares de Andalucía.

Dentro de la tipología de área de carácter geológico, se ha reconocido las Huellas Fósiles de Medusas de Constantina (Sevilla); con una tipología mixta, se han declarado cuatro: la Cueva del Hundidero y el Monte Jabalcuza, en la provincia de Málaga, la Cueva del Agua de Tíscar (Jaén) y el Nacimiento de Riofrío (Granada); y, por último, se ha inscrito un monumento de tipo ecocultural, el Tajo de Ronda (Málaga).

Además, el Gobierno andaluz ha ampliado los límites de Encina de la Dehesa de San Francisco, ubicada en Santa Olalla del Cala (Huelva) y cuya denominación será a partir de ahora Encina y Alcornoque de la Dehesa de San Francisco.

Los diez nuevos monumentos declarados por el Consejo de Gobierno se suman a otros 49 ya reconocidos en Andalucía, cuya superficie total supera ahora las 1.556 hectáreas, frente a las 1.368 hectáreas protegidas anteriormente.

Temas

Serón