Andrés García Ibáñez «retrata» la encina de Serón para ayudar en la campaña de crowfounding

La Fundación Ibáñez-Cosentino representada por Santiago Alfonso y el pintor y escultor olulense, participan en la iniciativa a instancias de la asociación 'Monumento Natural Encina la Peana' que pretende salvar al ejemplar milenario

I. A. Serón

La Fundación Ibáñez- Cosentino, representada por el pintor y escultor Andrés García Ibáñez y Santiago Alfonso como vicepresidente de Comunicación y Reputación Corporativa de Grupo Cosentino, ha colaborado con la campaña de crowfounding creada hace unos meses por la asociación 'Monumento Natural Encina la Peana' para intentar salvar el ejemplar milenario que descansa en término municipal de Serón.

Ibáñez y Alfonso se desplazaron al entorno del espectacular árbol para captar y reflejar la grandiosidad y belleza de esta encina en un cuadro pintado por el artista almeriense con el objetivo de destinar los fondos de su subasta a la campaña para la conservación del ejemplar. Tanto el pintor como el directivo disfrutaron del espectáculo visual que ofrece la encina y el privilegiado entorno que la acoge; un paraje idílico abundante de vegetación y fauna.

La Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, es una institución creada en junio de 2005, participada por el fundador del museo, Andrés García Ibáñez y la multinacional almeriense Cosentino.

Por su parte, la asociación 'Monumento Natural Encina la Peana', es una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es tratar de salvar de una muerte anunciada este árbol milenario declarado Monumento Natural de Andalucía.

Varias personas, entre estas, los propietarios del terreno donde descansa el singular árbol, activistas de la naturaleza y vecinos del pueblo y de barriadas de la sierra de los Filabres, constituyeron oficialmente esta sociedad presidida por Manuel Pérez Sola, miembro de Greenpeace.

Recordar que en el mes de junio del pasado año fueron detectadas grandes grietas en el tronco de la encina, lo que sirvió para iniciar una serie de llamadas de atención a las administraciones competentes, con el fin de iniciar las actuaciones pertinentes para frenar el deterioro del árbol y establecer un plan de medidas urgentes con las que estabilizar su salud.

La alarma social surgida se reflejó en medios de comunicación nacionales e internacionales, haciéndose eco de las reivindicaciones que reputados especialistas y grupos ecologistas hacían sobre La Peana, llegando incluso a elevarse una consulta ante el Defensor del Pueblo Andaluz.

Por su parte, mediante la campaña de crowfounding se pretende alentar la participación económica de vecinos, amigos y simpatizantes mediante la plataforma GoFundMe.

La iniciativa ya se presentó a la entidad financiera Cajamar, a la Diputación Provincial de Almería y a Grupo Cosentino.

«La participación ciudadana es fundamental para conseguir conservar la encina de La Peana y que sirva de legado para otras muchas generaciones a las que sumar desde hace 1300 años», asegura el equipo profesional liderado por el Botánico, Experto en Árboles Monumentales, Bosques y Biodiversidad, Bernabé Moya

Temas

Serón