Álvaro Carrión logra los primeros 10.000 euros para salir de Taiwán

Álvaro Carrión en uno de los últimos vídeos compartidos en su página 'SOS desde Taiwán'. /
Álvaro Carrión en uno de los últimos vídeos compartidos en su página 'SOS desde Taiwán'.

El joven agradece las iniciativas para recaudar los 50.000 euros necesarios para indemnizar a la familia de la mujer que falleció tras un accidente del que fue absuelto, única vía para abandonar el país en el que permanece retenido desde agosto

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Las donaciones para que Álvaro Carrión pueda abandonar Taiwán han superado ya los 10.000 euros, una quinta parte de los 50.000 euros acordados por el estudiante de doctorado con la familia de la ciclista de 75 años que falleció tras un accidente del que el olulense quedó absuelto por la Justicia de aquel país.

«Se te encoge el estómago al asimilar todo esto», comienza el mensaje compartido por Carrión en su página de Facebook 'SOS desde Taiwán' esta misma mañana (en horario español) en la que agradece las «muestras de cariño» que se «han materializado en pequeños granos de arena que están montando una gran montaña».

Agradece, además, a las personas que están promoviendo iniciativas para facilitar la llegada de dinero para su casua «como las huchas que han puesto en Sobrino Sport o en el Tiral; o la iniciativa de Odu Carmona de vender su trabajo para recaudar fondos».

Acciones que vendrán seguidas de otras más próximamente, según anuncia el joven en la citada página donde comparte el número de cuenta abierto en colaboración con el Ayuntamiento de Olula del Río y que tiene un límite fijado de la cantidad requerida, 50.000 euros.

Mientras tanto, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Almería, «se siguen haciendo gestiones a nivel diplomático» de cara a que este almeriense retenido en Taiwán desde hace casis seis meses «pueda regresar pronto a casa».

Álvaro Carrión fue a Taiwán en abril con una beca para sus estudios de doctorado en Geología por la Universidad de Granada. Sin embargo, en lugar de regresar tras los dos meses de estancia para realizar su investigación, permanece retenido en el país oriental desde agosto tras verse involucrado en un accidente cuando él iba en motocicleta y se cruzó con la bicicleta que conducía una mujer de 75 años que falleció días después.

Aunque la Justicia taiwanesa considera que el almeriense no es causante de la muerte, según las leyes del país, la familia debe recibir una indemnización. Tras meses de estancia en el país con el pasaporte retenido, finalmente logró llegar a un acuerdo con los familiares de la finada el pasado 31 de enero, cuando comienzó esta iniciativa para recaudar los 50.000 euros acordados gracias a la colaboración de todas las personas interesadas en ayudar en esta causa para que el joven vuelva a casa.