Acepta 7 años de inhabilitación por enchufar a 10 personas en el Ayuntamiento de Albox

José García Navarro, exalcalde de Albox. /IDEAL
José García Navarro, exalcalde de Albox. / IDEAL

José García, exalcade con el PSOE, se enfrenta a una petición de 12 años de prisión y 31 de inhabilitación en otro procedimiento por adjudicar «a dedo» contratos por 1,1 millones de euros

M. C. / A. A. Almería

El exalcalde de Albox, el socialista José García Navarro, ha aceptado siete años de inhabilitación para empleo o cargo público por enchufar a una decena de personas en el ayuntamiento entre los años 2007 y 2013. Lo ha hecho en una vista resuelta por conformidad de las partes en la que la Fiscalía rebajó su petición inicial, situada en diez años de inhabilitación.

García Navarro, para quien también se piden 12 años de prisión y 31 de inhabilitación en otro procedimiento acusado de adjudicar «a dedo» contratos por 1,1 millones de euros, fue enjuiciado por un supuesto delito continuado de prevaricación administrativa ante el tribunal de la sección segunda de la Audiencia Provincial en una vista que estaba prevista a la mañana de este martes pero que fue adelantada a la jornada de ayer.

Al margen de la norma

El Ministerio Público señalaba en su escrito, modificado para la conformidad de las partes, que el exregidor tenía «conocimiento» de que actuaba al «margen del ordenamiento jurídico» y le reprocha que hiciese «prevalecer su propia voluntad» sobre los «intereses generales del ente local y los particulares de posibles interesados» en los puestos de trabajo.

Así, indica que presuntamente suscribió una decena de contratos de trabajo en nombre del Ayuntamiento «sin seguir procedimiento alguno y sin justificar las causas» por las que recurría a la contratación laboral temporal «ni las que determinaban la elección de esas personas en particular».

Al mismo tiempo, remarca también que algunos de estos continuaban en vigor en mayo de este año. «Con este proceder, el acusado hizo las mencionadas contrataciones de personas sin atender a criterios de necesidad, mérito y capacidad», apunta en su escrito el fiscal.

García Navarro dimitió alegando «motivos personales» en febrero del año 2013 mientras que su sucesor en el cargo como presidente de la Corporación municipal albojense, Rogelio Mena, fue condenado a la inhabilitación especial para empleo o cargo público de dos años y medio por denegar a la oposición el acceso a los expedientes de contratación que supuestamente hizo «a dedo» y por los que está procesado. Rogelio Mena, quien ha liquidado en la actualidad esta condena tras haber transcurrido el plazo legal, también está a la espera de juicio por pagar supuestamente con dinero público viajes privados.