El Comarca del Mármol consiguió el tan ansiado y merecidísimo ascenso a Tercera División

El Comarca del Mármol consiguió el tan ansiado y merecidísimo ascenso a Tercera División
  • Como en las mejores películas de intriga donde no se descubre el asesino hasta el final, hasta la última jornada del campeonato de liga de la Primera Andaluza el Comarca del Mármol consiguió el tan ansiado y merecidísimo ascenso a Tercera División.

La ciudad deportiva Pedro Pastor de Macael lucía sus mejores galas el pasado domingo día 17, recordando lejanas glorias deportivas vividas años atrás por el histórico Mármol Macael, como sus partidos en Segunda División B o las eliminatorias en la Copa del Rey frente al Racing de Santander y Mallorca. La mayoría de los aficionados de la comarca ya casi no recuerdan estas gestas deportivas pasadas, necesitaban retomar la ilusión por el futbol y en el partido más importante de la temporada para el Comarca del Mármol la afición estuvo a la altura llenando las gradas con más de mil aficionados que no pararon de animar en todo el encuentro.

La temporada del Comarca ya había sido un total éxito, nadie podía imaginar que un recién ascendido a la categoría tendría en sus manos el lograr el ascenso a Tercera División, categoría ya nacional. Así que el encuentro se convertía en un ser o no ser, con el Arenas de Armilla pisándole los talones, el equipo comarqueño necesitaba mínimo un empate para ascender. El rival parecía el ideal para conseguirlo, el Atlético La Zubía, último clasificado y ya descendido hace semanas, pero bueno nunca se puede vender la piel del oso antes de cazarlo y el partido había que jugarlo. Antes del partido se llevó a cabo un acto de reconocimiento a las instituciones que han apoyado este proyecto deportivo y se rindió un merecido homenaje a D. Pedro Pastor, jugador y presidente del equipo de futbol originario de Macael.

La afición respondió, ya solo faltaba esperar la respuesta del equipo, y como en toda la temporada el equipo estuvo a la altura, y vaya si lo estuvo, goleada sin ningún tipo de contemplaciones, 7-1. El partido para el Comarca empezó con los típicos nervios del equipo que tiene a tiro de piedra un gran objetivo, hasta el equipo visitante se adelantó en el marcador sobre el minuto 15 de la primera parte. El gol en contra fue el acicate para el equipo local, fuera nervios y reacción a los dos minutos cuando consiguieron en empate, y minutos después el segundo, y ya para el descanso un claro 4-1. Con esta claridad en el marcador el segundo tiempo del partido se convirtió en una fiesta, los goles seguían subiendo al marcador para el equipo local mientras los aficionados celebraban en las gradas con canticos de ascenso y de campeones. Con el pitido final la fiesta se trasladó al terreno de juego con los jugadores celebrando el ascenso, piñas, bailes, cantos y los típicos "manteos" al cuerpo técnico se pudieron ver ante una afición volcada en la celebración. Tenemos que destacar la implicación de todas las personas del club para conseguir este ascenso, afición, directiva, cuerpo técnico del cual tenemos que destacar dos figuras fundamentales, el entrenador Héctor Berenguer y su segundo Carlos Castaño, y los verdaderos baluartes de este logro, los jugadores. Una plantilla que ha conseguido llevar al fútbol de la comarca a cotas ya casi olvidadas.