El Almería, un equipo de Primera, en Primera

El Almería, un equipo de Primera, en Primera
  • El Almería vuelve a una categoría de la que nunca debió bajar. Invitado a dos fiestas anteriores, la del Elche y la del Villarreal,no quiso dejar escapar la que se organizó para ayer. El equipo almeriense volvió a Primera con un partido impropio de una final. Las finales casi siempre son poco vistosas, apretadas. Sin embargo, la de hoy fue un espectáculo de uno de un equipo que ha destacado a lo largo de la temporada con uno de los mejores la categoría. Un equipo que no supo defender casi nunca, ayer cuajaba un excelente encuentro en defensa para matar al ataque. La solidez atrás no la aguantó un Girona que salió dispuesto a enjugar rápido el gol de desventaja con el que se presentó en el Mediterráneo. No tuvo tiempo ni le dejaron. La UD marcó el territorio, engatusó a los de Rubi, les dejó que tocaran para 'morir' en la orilla, siempre en la orilla y, a la contra, comenzó a desangrarse. Aleix Vidal, en el 17, puso el primero y la situación fue menos difícil porque el Girona, que quiso, no pudo y el Almería, que pudo, no quiso más en la primera parte.

 

Pero en la segunda, se exhibió. El Girona pareció asustado, incapaz de salir, inútil ante sus intentos de inquietar a un equipo 'sobrado'. Iago Falque, que hizo un partidazo, sacó a Charles a 'bailar' y el brasileño cerró el partido empujando el segundo gol y puso el 'cerrojo' con un tercero en el que los de Javi Gracia, obligando al Girona a cometer pérdidas, dejó el balón en el centro del campo y el pichichi de Segunda A puso el trigesimosegundo de su cuenta, el gol del ascenso. Sin dar opciones La victoria del Almería en Girona hizo que el partido, en su inicio, estuviese en manos del conjunto gerundense, obligado a marcar para igualar la eliminatoria. Por momentos lo tuvo próximo por 'proximidad geográfica', pero no por sensaciones. El Almería, defendiendo bien, lo hacía demasiado cerca de su área, con la intención, tal vez, de que el rival dejase huecos. Los dos primeros disparos fueron de la UD Almería, el inaugural consecuencia de un centro de Christian y el remate de Charles, cuando se cumplía el minuto dos de partido. El remate se marchó fuera. El Girona se acercó, pero no olió portería. En el primer cuarto de hora, el segundo. Fue una acción de Aleix Vidal con remate final de Fernando Soriano, que se marchó fuera. El Girona ya era menos y el Almería manejaba entonces el partido a su gusto. Una contra acabó en córner y fue la elaboración de un gol que ponía a la UD Almería más cerca del ascenso. Corona, siempre Corona, sacó el balón, la devolvió Aleix para el capitán, que profundizó hacia la línea de fondo y Aleix Vidal buscó el primer palo para sorprender a Isaac Becerra y poner el balón en el fondo de la mallas de la meta gerundense. Si el partido estaba ya decantado antes, con el gol, el Girona trató de encontrar huecos, pero defensivamente el planteamiento de Javi Gracia y el trabajo del equipo cortocircuitaron las intenciones del conjunto de Rubi, bien hasta las cercanías de la línea de medios, pero sin pegada final. En la primera parte solo lo intentó de lejos, por parte de Felipe Sanchón, sin llegar a inquietar a un seguro Esteban. Ya no hubo más, salvo en la recta final, en la que un derribo sobre Aleix Vidal debió ser sancionado con penalti, pero Jaime Latre pitó el final de la primera parte. Control y a matar En la segunda, el cuadro de Javi Gracia siguió con su mismo estilo ante un Girona que jugó de inicio a verlas venir, tal vez buscando el dominio rojiblanco para intentar sorprender a la contra ?es lo que había visto antes?. Sin embargo, el Girona de Rubi se encontró con un gran trabajo en defensa de la UD y en ataque, sin pérdidas, que dilapidó cualquier intento gerundense por meterse en el partido. No tuvo ni ocasión siquiera. Una gran acción de Iago Falque acabó con centro para que Charles la empujara y pusiera la tranquilidad en el campo y el segundo gol en el marcador de un Mediterráneo que ya respiraba olor a traca. El Girona perdió los papeles. Arriesgó mucho de salida, dejando una defensa de tres que sufrió en exceso. Sus intentos fueron controlados por los rojiblancos. Luso, poco después del gol, buscó sorprender a quien no se deja sorprender, Esteban, que tocó lo justo para desviar el balón a córner. Su insistencia no tuvo premio, aunque lo mereciera. El Almería, sin embargo, parecía que le iba la vida en el partido y es que era así. No se sació nunca de goles, atento, preciso, para no sufrir, para disfrutar. Una pérdida en el centro del campo, en el minuto 69, encendió la 'mecha' de la felicidad. Charles cogió el balón, vio 'sangre' e hizo sangre. Con serenidad, buscó a Isaac Becerra, lo dribló y puso el tercero de la UD. Aún pudo hacer otro, pero el disparo del brasileño se escapó fuera por poco. Con el Girona sin poder jugar y el Almería disfrutando, el balón se movió a la par que las manecillas de un reloj que avisaba que el 'tren de Primera' estaba ya en el andén, pintado de rojiblanco y haciendo sonar su bocina. ¡Viajeros al tren con destino a Primera! En la 'megafonía' del vagón, se escuchaba a gritos: ¡Barça, Madrid, ya estamos aquí»! El Almería ya es de Primera. Nunca dejó de serlo. FICHA TÉCNICA: UD Almería: Esteban; Gunino, Pellerano, Trujillo, Christian; Verza, Corona (Rubén Suárez, m. 84); Aleix Vidal, Fernando Soriano (Álvaro Mejía, m. 79), Iago Falque (Carlos Calvo, m. 75); y Charles. Girona FC: Isaac Becerra; Jose (Jandro, m. 46), Chus Herrero, Moisés Hurtado, David García (Jucá, m. 75); Luso, Marcos Tébar, Eloi Amagat; Toni Moral (Juanlu, m. 46), Acuña y Felipe Sanchón. Goles: 1-0, m. 17: Aleix Vidal. 2-0, m. 51: Charles. 3-0, m. 69: Charles. Árbitro: Jaime Latre, del colegio aragonés. Amonestó a Fernando Soriano (m. 40), Charles (m. 45), Christian (m. 66) y Rubén Suárez (m. 85), de la UD Almería, y a Acuña (m. 37), Chus Herrero (m. 53), Moisés Hurtado (m. 84), del Girona FC. Incidencias: Partido de vuelta de la final del play off de ascenso a Primera División, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos con cartel de 'no hay entradas', con 15.123 personas que pasaron por los tornos.