Valentina Sforzini y Eduardo Millán finalistas del Curso de Realismo del Museo Casa Ibáñez

Valentina Sforzini y Eduardo Millán finalistas del Curso de Realismo del Museo Casa Ibáñez
  • La sala 14 de la pinacoteca de Olula del Río acogió la clausura del taller impartido por los maestros del Realismo Antonio López y Andrés García Ibáñez

La italiana Valentina Sforzini y el gaditano de Jerez de la Frontera, Eduardo Millán Sañudo fueron en la noche del viernes los dos artistas seleccionados por los maestros del Realismo contemporáneo Antonio López (Tomelloso) y Andrés García Ibáñez (Olula del Río) en la clausura del VI Curso de Realismo y Figuración impartido por estos dos artistas.

La sala 14 del Museo Casa Ibáñez de Olula del Río se fue llenando de público desde primera hora de la tarde para ir recibiendo a los amigos, familiares y vecinos que llegaron a conocer el trabajo de los 36 artistas seleccionados por los maestros para esta nueva edición. Las pinturas de los jóvenes artistas se repartían por el suelo de la sala junto a las obras de la pinacoteca y entre los alumnos se encontraban Ibáñez y López compartiendo anécdotas y experiencias del curso. El maestro manchego con un excelente humor y la humildad que le caracteriza aseguró a IDEAL haber disfrutado enormemente con este nuevo curso en Olula del Río, porque según manifestó el nivel de los participantes había superado en conjunto el de ediciones anteriores «tanto en contenido como en técnica», explicó sonriente el artista. Andrés García Ibáñez se expresó en esos mismos términos destacando la calidad de las obras y la dificultad para elegir entre las 36 a los finalistas. Por esta razón este año no fueron cuatro como en ediciones precedentes, sino que el jurado eligió doce primeros finalistas de los que finalmente salieron seleccionados Storzini y Millán.

Nada más conocerse el resultado de la selección, la emoción se dejó notar entre los alumnos; quienes arroparon entusiastamente a los dos finalistas. La italiana Valentina Sforzini no salía de su asombro y con lágrimas en los ojos confesó a IDEAL que era seguidora de Antonio López desde que lo conoció en Italia, manifestando que la experiencia había supuesto «un sueño que se había ahecho realidad». El gaditano, también seguidor de López, reconoció el disfrute personal y el aprendizaje obtenido del curso, no solamente de las técnicas y consejos de los maestros sino de la convivencia y experiencia adquirida por trabajar en grupo. «Mientras pintas reflexionas y asimilas no solamente aspectos técnicos», contó Millán a IDEAL.

Para este curso el Museo Casa Ibáñez recibía más de 110 solicitudes, de las cuales, el jurado seleccionó a estos 36 alumnos procedentes de diferentes zonas y países del mundo, tal y como explicó en el acto de clausura el director del museo, Juan Manuel Martín Robles. Así, los participantes llegaban este año desde Córdoba, Valladolid, Sevilla, Madrid, Alicante, Burgos, Almería, Murcia, Logroño, Ciudad Real, Bilbao, Cádiz, Huelva, Guipúzcoa, Ibiza, Castellón, Gerona, Badajoz, México, Polonia, Italia o Japón.

Durante la inauguración, Martín Robles destacó que «gracias a la firme apuesta de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino por la Cultura y el Arte Actual, y a la imprescindible colaboración de la Diputación de Almería y el Ayuntamiento de Olula del Río, un año más el Museo Ibáñez ha podido acoger uno de los pocos cursos que Antonio López imparte a lo largo de la geografía española».

En el acto de clausura se encontraban además, el diputado, Oscar Liria, el alcalde de Olula del Río, Antonio Pascual o Santiago Alfonso en representación de la empresa Cosentino.

Los treinta y seis participantes han compartido experiencias entre ellos además de recibir los consejos de López e Ibáñez en un taller que se ha desarrollado a lo largo de cinco jornadas en sesiones de mañana y tarde. Unas jornadas intensivas en las que los artistas se han ejercitado en la pintura del natural partiendo de los temas propuestos por los docentes; desnudo y bodegón. El entusiasmo entre los alumnos era evidente en la clausura del curso y entrevistados por IDEAL reconocían la «maravillosa experiencia en la que compartes tus conocimientos con los de profesores y compañeros», como explicaban algunos de los que este año se acercaban por primera vez a Olula del Río, como el madrileño José Miguel Sánchez Peinado; o quienes como veteranos reconocían que seguían «disfrutando y aprendiendo», como el almeriense, Ignacio Martín Cuadrado o la olulense, Odu Carmona (quien además expone estos días su obra ‘Jardín Privado’ en la sala itinerante de la pinacoteca).