El agresor de Albox se saltó una orden de alejamiento para atacar a su expareja

El hombre fue trasladado al Hospital de La Inmaculada.
El hombre fue trasladado al Hospital de La Inmaculada. / IDEAL
  • El hombre, que recibió varios disparos de la Policía Local, uno de ellos en la nalga, permanece en la UCI de La Inmaculada en estado grave

El vecino de Albox, identificado como A. W. C. B. y de nacionalidad inglesa, que en la madrugada del pasado sábado trató de atacar a su expareja con un cuchillo y recibió cuatro disparos de la Policía Local al no cesar en su empeño, se saltó una orden de alejamiento por malos tratos para ir a atacar a su expareja.

Según ha podido saber este periódico, el hombre había sido denunciado en varias ocasiones por su expareja y se presentó en el domicilio de esta para tratar de herirla con un cuchillo. Al cierre de esta edición, el hombre permanecía ingresado en la UCI del Hospital de La Inmaculada en estado grave tras recibir cuatro disparos por parte de los agentes municipales, todos en partes no vitales del cuerpo.

Tal y como adelantó la edición impresa de IDEAL, los hechos ocurrieron en torno a las 1.25 horas de la madrugada del pasado sábado. El Servicio de Emergencias del 112 recibió una llamada en la que se alertaba que un hombre armado con un cuchillo estaba supuestamente intentando agredir a su expareja en el domicilio de esta.

Hasta el lugar acudieron varias dotaciones de la Guardia Civil y una patrulla de la Policía Local. Los policías municipales fueron los primeros en llegar a la zona y observaron desde dentro de la patrulla como un hombre, en actitud «muy violenta», estaba intentando agredir a la mujer en la calle, ya que esta trataba de huir de la vivienda. Al parecer, cuando el ahora detenido observó la presencia policial, se lanzó supuestamente hacia el coche con el cuchillo.

Cuatro proyectiles

Los agentes, al observar la actitud del hombre, salieron rápidamente del vehículo y dispararon varias veces hacia el cielo con sus armas reglamentarias con la intención de disuadir al atacante. Sin embargo, el hombre no cejó en su empeño y volvió a irse hacia su pareja, refugiada supuestamente en su vehículo, con la intención de herirla.

Un hecho que obligó a los agentes a disparar contra el hombre para que depusiera su actitud. Uno de los impactos de bala, dirigido a una parte no vital, se alojó finalmente en una nalga del individuo, quien recibió otros tres proyectiles con el objetivo de reducirlo. La habitación del detenido está escoltada policialmente y una vez que reciba el alta médica, declarará ante un juez.