En libertad bajo acusación por supuestamente estafar a medio centenar de asistentes al Dreambeach

E.P.

El varón ha sido acusado de un delito continuado de estafa, del que ya cuenta con antecedentes policiales por hechos similares

E.P.ALMERÍA PROVINCIA

E.L.F., el hombre de 40 años, natural de Barcelona y vecino de Garrucha (Almería), que fue detenido como presunto autor de una estafa a 47 personas, la mayoría de entre 18 y 21 años de edad, que alquilaron a través de internet un apartamento "inexistente" en la localidad para acudir al festival de música electrónica Dreambeach Villaricos fue puesto bajo acusación a la espera de que sea llamado por el juez instructor.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la Comandancia, quienes han señalado que el hombre ha sido acusado de un delito continuado de estafa, del que ya cuenta con antecedentes policiales por hechos similares.

El arresto se produjo sobre las 15,30 horas del pasado lunes después de que el sospechoso fuera identificado como la persona que ofreció una vivienda inexistente para grupos de jóvenes que asistían al festival que se celebraba en Cuevas del Almanzora (Almería), lo que motivó seis denuncias ante la Guardia Civil.

Los agentes han señalado que el detenido se habría dedicado a publicar en páginas de internet anuncios sobre viviendas de las que no disponía, de forma que cuando los afectados llegaban a las casas tras haber efectuado el pago de una reserva, no conseguían contactar con el ofertante ni acceder a la vivienda.

El hombre fue identificado por los agentes tras las primeras denuncias de los afectados el pasado miércoles por la noche, cuando se dirigieron a las dependencias de la Jefatura de Policía Local de Garrucha para interponer una denuncia. En este sentido, desde el Ayuntamiento se habilitó el pabellón deportivo para que los afectados, en su mayoría procedentes de Córdoba y Jaén, pudieran pernoctar.

"Ellos explicaron que habían hecho una reserva de unos pisos por Internet y que al llegar no consiguieron contactar con el propietario", explicó entonces la alcaldesa de Garrucha, María López (PSOE), quien puntualizó que muchos de ellos carecían de transporte ya que habían contratado un servicio discrecional de microbús para llegar a la localidad y permanecer una semana por el levante almeriense antes de volver a sus hogares.

Los afectados, que habrían abonado en concepto de reserva cantidades que rondarían los 200 euros por vivienda, fueron aconsejados para que interpusieran una denuncia ante la Guardia Civil.

Fotos

Vídeos