Juzgan desde este martes a dos hermanos acusados de asesinar a su tío e intentar matar a su primo

Juzgan desde este martes a dos hermanos acusados de asesinar a su tío e intentar matar a su primo
Tribunales

Los dos hermanos se enfrentan a penas de 32 años y medio de prisión en una vista oral con tribunal de jurado en la Audiencia Provincial de Almería

EFEAlmería

Un jurado popular juzga desde mañana en la Audiencia Provincial de Almería a dos hermanos que se enfrentan a penas de 32 años y medio de prisión por presuntamente asesinar a su tío e intentar matar a su primo en Albox (Almería). La vista oral se celebrará durante toda la semana y parte de la siguiente - está previsto que se entregue dentro de dos jueves el objeto de veredicto al jurado- ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

Sobre las 13:00 horas del 24 de febrero de 2016, los acusados Juan Andrés T.G. y Pedro T.G., puestos de común acuerdo se dirigieron al domicilio de su tío J.A.T.F. y su primo M.T.F. en Albox, según relata la Fiscalía en su escrito, consultado por Efe. Al llegar a la verja del edificio en el que residían estos dos últimos junto a su familia, los acusados se encontraron con su tío cuando se disponía a acceder al interior del recinto y se abalanzaron sobre él golpeándole.

El primo de los procesados, que se encontraba en las proximidades, acudió en defensa de su padre, tras lo que se calmó la situación y cada uno «tomó su camino». Los acusados regresaron a su coche, que estaba estacionado delante de la entrada, y su tío y su primo accedieron al recinto. Sin embargo, «en contra de lo que las víctimas pensaban», los acusados no tenían la intención de abandonar el lugar sino que del coche sacaron una bolsa blanca de plástico que contenía una pistola.

Así, con la «clara finalidad de terminar con la vida de su tío y su primo», regresaron al lugar y sorprendieron a las víctimas, que acababan de entrar en el portal del edificio. Pedro T.G. le dijo entonces a su hermano «venga, vamos», a la vez que sujetaba la puerta de entrada «en funciones de auxilio y para facilitar la huida». Así, «sin mediar palabra», Juan Andrés T.G. sacó la bolsa con el arma de su bolsillo y de forma «inesperada» disparó a su tío en el pecho a una distancia de un metro o metro y medio, sin que éste pudiera hacer nada para evitar el disparo.

Acto seguido dirigió el arma a su primo, aunque la primera víctima logró abalanzarse sobre el acusado para evitar que disparase a su hijo. Los acusados salieron fuera del portal y después de que el tío de ambos cayese al suelo, Juan Andrés T.G. encañonó de nuevo a su primo, iniciándose un forcejeo entre éste y ambos procesados, sin que llegase a efectuarse ningún disparo porque el arma se quedó encasquillada.

El fiscal señala que el tío de los procesados murió debido a una «herida mortal de necesidad» que lesionó órganos vitales como ambos pulmones y el corazón. Añade que el arma utilizada era una pistola detonadora del calibre 8 mm cuyo cañón había sido manipulado para permitir el disparo de proyectiles de fuego real.

El 24 de febrero de 2016 se realizó un registro en el domicilio de los acusados y fueron localizados 48.362,88 euros en efectivo, otra pistola detonadora modificada y munición de diverso tipo. Por estos hechos, el fiscal pide penas de 22 años de prisión para los acusados como presuntos autores de un delito de asesinato.

También reclama penas de 8 años de prisión para ellos por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, y de dos años y medio de prisión por otro de tenencia ilícita de armas. Solicita además diversas órdenes de alejamiento e indemnizaciones por más de 480.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos