La Guardia Civil auxilia en Purchena a un diabético que sufrió una bajada de azúcar mientras conducía

Los familiares indicaban a la Guardia Civil que estaban hablando con la víctima por el manos libres del vehículo, pero que éste no era capaz de decir en qué punto se encontraba parado

EUROPA PRESSALMERÍA

Agentes de la Guardia Civil de Almería han auxiliado a una persona diabética a la que le había dado una hipoglucemia mientras se encontraba conduciendo su vehículo por la carretera.

Según ha informado este sábado la Benemérita en una nota, el suceso se produjo sobre las 20,50 horas del pasado día 20, cuando los operadores de la Central Operativa de Servicios (C.O.S.-062) de la Guardia Civil recibieron diferentes llamadas telefónicas alertando de que un familiar había sufrido una bajada de azúcar mientras conducía su vehículo, así como que, al parecer, había conseguido detener el coche sin sufrir accidente, pero que desconocían dónde estaba o en qué condiciones.

De la misma forma, los familiares indicaban a la Guardia Civil que estaban hablando con la víctima por el manos libres del vehículo, pero que éste no era capaz de decir en qué punto se encontraba parado, ya que estaba perdiendo la visión y se encontraba desorientado, siendo el último punto conocido cerca del tanatorio de la localidad de Purchena.

Ante la gravedad de los hechos, varias patrullas de la Guardia Civil se trasladaron de inmediato hasta el lugar indicado, si bien no localizaron el vehículo descrito por los familiares.

De manera paralela, los agentes se hicieron con varios sobres de azúcar que mezclaron con el agua que llevaban en una botella, al tratarse de una bajada de azúcar y poder estar preparados.

Como hasta el momento no conseguían localizar a esta persona, los agentes decidieron circular con los vehículos oficiales, uno en cada sentido de la carretera A-7106, con la intención de ampliar la búsqueda y encontrar el vehículo.

Poco después, a dos kilómetros del lugar, uno de los vehículos oficiales localizaba el de la víctima junto a la carretera, ocupado por una persona, vehículo al que rápidamente se aproximó uno de los agentes, momento en el que el conductor descendió del mismo mareado y tembloroso, por lo que el agente le invitó a sentarse de nuevo.

En ese momento, los agentes comprobaron que por el manos libres del vehículo de la víctima se escuchaba una persona muy alterada, que preguntaba de manera reiterada dónde se encontraba la víctima. Los agentes comunicaron a esta persona que habían encontrado su familiar, procediendo a tranquilizar a ambas partes.

Una vez localizada esta persona, los agentes comprobaron que tenía síntomas característicos de una hipoglucemia, por lo que le facilitaron la botella de agua con azúcar, a la vez que solicitaron los servicios médicos, a los que se le proporcionó el punto exacto en el que se encontraban.

Desde ese momento, los agentes continuaron junto con esta persona hasta la llegada, poco después, de los servicios médicos, que finalmente trasladaban a esta persona hasta el Hospital de Huércal Overa.

Los agentes de la Guardia Civil continuaron junto al vehículo hasta la llegada de amigos de la víctima, quienes se hicieron cargo del mismo para retirarlo del lugar y trasladarlo hasta lugar seguro.

Desde la Benemérita han destacado que, gracias a la rápida actuación realizada por la Guardia Civil, los agentes pudieron localizar y auxiliar a esta persona antes de que llegase a entrar en coma diabético.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos