Espectacularidad y colorido al paso de la Virgen de Fátima en las calles de Tíjola

Espectacularidad y colorido al paso de la Virgen de Fátima en las calles de Tíjola

Excelente ambiente en una popular tradición donde los vecinos son los principales artífices en colaboración con el Ayuntamiento local

ELOÍSA BENÍTEZTíjola

Un año más la Virgen de Fátima fue la protagonista de la festividad que los tijoleños junto al Ayuntamiento de la localidad organizan en su honor. El buen tiempo acompañó a la jornadas lúdicas y religiosas y al día grande que tuvo lugar ayer domingo, donde nuevamente las calles del municipio lucieron engalanadas con el vistoso aspecto que les confiere el serrín tintado. Jóvenes y mayores hicieron gala de su devoción a la Virgen de Fátima, compartiendo momentos y actividades programadas para la ocasión por el consistorio desde el pasado viernes.

Como cada edición desde primeras horas de la mañana y en días anteriores a la fiesta e incluso desde meses, se preparan los dibujos que se realizan en las calles con alfombras de serrín tintado o hierbas aromáticas. La procesión está acompañada en su recorrido por el estruendo de tracas y fuegos artificiales; en medio de la procesión se realiza la Misa al aire libre y sigue después su recorrido hasta su ermita. Se visten altares en lugares estratégicos, los tijoleños también se visten de flamencos. Es un autentico día lúdico-festivo, donde se combina lo religioso y lo profano desde la autenticidad del pueblo.

En esta ocasión los vecinos y decenas de visitantes que se acercaron a la localidad, aprovecharon el excelente fin de semana para comprobar de primera mano el colorido y arte de estas singulares alfombras. La vistosidad de las obras de arte salta a la vista en un primer recorrido por las calles y barrios más populares y menos céntricos de la población, donde los vecinos en grupo son los principales responsables de este espectáculo; ya que ellos son los que diseñan los dibujos, tintan el serrín y engalanan las vías.

Un año más Ideal ha querido estar presente en esta entrañable festividad, siendo testigo de la vistosidad y colorido de las calles de Tíjola y del entusiasmo y cariño que los tijoleños pones en cada una de las ediciones para que la fiesta logre los espectaculares resultados de todos los años y se mantenga como un reclamo turístico en la provincia de Almería. Así, menores, jóvenes y adultos se repartían por las calles a primera hora del domingo con los dibujos ya estructurados, comenzando a hacer los esbozos para tener todo preparado y realizar las obras de arte terminándolas sobre las cinco de la tarde del domingo.

La originalidad de los artífices de esta tradición queda patente cada año, con la utilización de infinidad de flores, animales y siluetas que se prestan con facilidad a estos adornos.

Tanto los tijoleños como los vecinos de pueblos cercanos, se acercan también cada año para disfrutar de la paella gigante elaborada por los primeros con las aportaciones que el Ayuntamiento hace habitualmente a cada calle decorada. El momento álgido, siempre se vive en la localidad la tarde del domingo cuando la Virgen de Fátima visita nuevamente los altares y espacios preparados para su llegada.

Los datos indican, que desde hace más de sesenta años (algunas fuentes citan el año 1959), se viene realizando esta procesión que discurre por las calles más populares y en la que los vecinos se esfuerzan, en engalanar, balcones, fachadas y rincones con todo tipo de elementos ornamentales de origen artesanal, como colchas o cerámica tradicional y con otros elementos naturales; como ramas de árboles y hierba cortada, resultando esta una de las costumbres más singulares y vistosas del Valle del Almanzora. Esta actividad aúna color, alegría, planificación, diseño, tradición, folklore, entusiasmo y mucho trabajo. Por tanto, la festividad resulta, sobre todo, una fiesta y costumbre vecinal. Después de la procesión, todos los participantes limpian minuciosamente las calles y zonas del recorrido para que estas recuperen su estado habitual; aunque por unos días se percibe el olor a hierbas.

Actividades paralelas en torno a la Virgen de Fátima

Relacionado con esta festividad, el Ayuntamiento de Tíjola convocó, el X Concurso de Fotografía 'Colores de Fátima'; con el fin de potenciar la cultura y valorar la creatividad artística.

Con todas las fotografías recibidas se celebrará una exposición en el Ayuntamiento de esta localidad. El jurado estará compuesto por personas vinculadas al mundo de la cultura y de la fotografía. El fallo del jurado se comunicará personalmente con antelación a cada uno de los autores premiados, así como a través de los medios de comunicación. La entrega de los premios tendrá lugar en el Consistorio tijoleño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos