Red Eléctrica gastará 60 millones en el tendido de la autopista eléctrica del Valle del Almanzora

Red Eléctrica gastará 60 millones en el tendido de la autopista eléctrica del Valle del Almanzora

Este tramo, cuyo proyecto acaba de pasar a información pública, pasará por una veintena de municipios de Granada y Jaén

JORGE PASTORAlmería

Un paso más. Un paso importante. El Boletín Oficial del Estado (BOE) anunció el jueves que se somete a información pública el proyecto 'Línea aérea de transporte de energía eléctrica a 400 kilovoltios de doble circuito Baza-Caparacena'. ¿Qué significa esto? Pues básicamente dos cosas. La primera, que el procedimiento administrativo de esta infraestructura, considerada vital para las comarcas del Almanzora y Levante, avanza en la dirección adecuada y se abre un periodo de treinta días para que los afectados hagan las alegaciones que consideren oportunas. Y la segunda y más importante, que estamos más cerca del inicio de la obra. Por lo pronto, lo publicado anteayer en el BOE da muchas pistas de lo que estamos hablando. Red Eléctrica de España ya ha liberado los recursos para que a la vuelta de unos meses -nadie da fechas por ahora-, en cuanto el Ministerio de Industria le otorgue las autorizaciones, pueda comenzar la ejecución de la 'autopista eléctrica'.

El BOE recoge concretamente dos proyectos. Por una parte, el cableado y la construcción de postes entre Caparacena y Baza. Estamos hablando de una inversión de 59,5 millones de euros. Y por otra, la ampliación de la subestación de Caparacena, que tiene un presupuesto de 1,34 millones de euros. En total, casi 61 millones de euros a los que habrá que sumar el coste de la instalación hasta la Ribina, en Almería. Es decir, de las ampliaciones de las subestaciones de Baza y la Ribina y los cables para transportar la corriente entre Baza y la Ribina.

uInversión

Red Eléctrica ya dispone de recursos para construir el tramo Baza-Caparacena y ampliar la subestación de Caparacena.

uPlazos

El procedimiento sigue su curso. El periodo de alegaciones es de treinta días a contar desde este jueves.

uInterés

Se estima que la línea puede generar una inversión de mil millones de euros en plantas de generación energética.

Hay mucho en juego. Está en juego el progreso de territorios que, en términos de renta por habitante, son los que parten con más desventaja. Sin energía no hay desarrollo. Cuando la línea esté finalizada, la tendrán. Y está en juego una inversión global de unos mil millones de euros. De hecho, ya hay hasta seis grandes compañías, entre ellas Capital Energy y Enel, que están en posición de salida ya que en su día tramitaron papeles ante la Junta y formalizaron los oportunos avales para poner en marcha plantas de generación eléctrica y evacuarla a través de esta línea de alta capacidad. Todas han logrado cupos de generación en las subastas que convoca el Gobierno -normalmente dos anuales-.

A la búsqueda de terrenos

No son las únicas. Según confirmó ayer el alcalde de Baza, Pedro Fernández, otras empresas están detrás de parcelas de cincuenta, cien y hasta doscientas hectáreas para implantarse en la zona (Baza, Caniles, Serón, Hijate...) Buscan suelo con una orografía favorable, para abaratar costes, donde instalar básicamente placas fotovoltaicas, pero también parques eólicos. «Hay un movimiento grande», señala el primer edil bastetano. «Las inmobiliarias especializadas en rústica están recibiendo muchas consultas», añade.

Pero vayamos a lo concreto. Este tramo entre Caparacena y Baza soportará una tensión nominal de 400 kilovoltios. Se cubrirá una longitud de 122,8 kilómetros, de los que 121,5 serán de doble circuito y tan sólo 1,3 kilómetros de circuito simple. El aislamiento será en vidrio y los apoyos en torres metálicas de celosía con cimentación en zapatas individuales. Se verán afectadas las provincias de Granada y Jaén. Concretamente los términos municipales de Baza, Benamaurel, Cortes de Baza, Zújar, Cuevas del Campo, Dehesas de Guadix, Villanueva de las Torres, Pedro Martínez, Alamedilla, Guadahortuna, Domingo Pérez, Píñar, Iznalloz, Deifontes, Albolote, Colomera, Moclín, Pinos Puente, Atarfe y Pozo Alcón (Jaén).

La línea de 400 kilovoltios La Ribina-Baza-Caparacena (Vera-Baza), acabará con el desierto energético que hoy día es el norte de Granada. Fue objeto durante muchos años de controversia política entre el Partido Popular y el Partido Socialista tras 'caerse' de los proyectos considerados como prioritarios en el Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020 con el Gobierno de Mariano Rajoy. Finalmente fue incluida en este documento en la reunión del Consejo de Ministros del pasado 27 de julio de 2018. Una parte de esta línea, la comprendida entre Caparacena y Baza, por ejemplo, dispone de evaluación favorable de impacto ambiental por parte del Ministerio de Medio Ambiente con fecha de resolución de 21 de noviembre de 2011.

La línea Caparacena-Baza-La Ribina se considera importante por varios motivos. El primero por el interés de las empresas energéticas, que evacuarán por este conducto unos 1.000 megavatios. También se dará cobertura a la central de bombeo proyectada en el embalse de Negratín. Además se conferirá mayor seguridad en el suministro a un centenar de poblaciones de Granada (50), Almería (40) y también Jaén (10) que sufren cortes con excesiva frecuencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos