Los cursos de FPO de Cosentino logran una inserción laboral del 95%

Los cursos de FPO de Cosentino logran una inserción laboral del 95%

Se imparten dos ciclos; técnico superior en mecatrónica (grado superior) y técnico en mantenimiento electromecánico (grado medio). Este año los alumnos podrán contar con una beca de desplazamiento

ELOÍSA BENÍTEZCantoria

Hace varios años la compañía Cosentino llevó a cabo un fructífero convenio con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para implantar ciclos formativos en la sede de la firma en Cantoria.

Desde hace más de 8 años los jóvenes que se forman en estos ciclos formativos obtienen una cualificación profesional acorde a las necesidades de una industria que cada vez demanda más cualificación y conocimientos técnicos más específicos.

El director de Talent Development de la empresa Cosentino, Sergio Gómez Carretero, explica a IDEAL que en la sede de la empresa Cosentino en la actualidad se imparten dos ciclos de formación profesional: técnico superior en mecatrónica (grado superior) y técnico en mantenimiento electromecánico (grado medio).

«Los alumnos y alumnas llevan a cabo en nuestras plantas las prácticas necesarias para obtener su titulación. Además, después de finalizar sus estudios pueden continuar con una beca o trabajando en plantilla. Adicionalmente complementamos su formación con visitas a planta y diferentes seminarios impartidas por profesionales o proveedores de Cosentino durante todo el curso escolar.

Podemos afirmar que el 95% de las personas que acaban de cursar cualquiera de estos dos ciclos de formación profesional se incorporan en los departamentos de producción o mantenimiento de Cosentino», subraya Gómez Carretero.

 El director de Talent Development, añade que inicialmente el transporte dependía del alumno, pero este año gracias a la Mancomunidad de Municipios del Valle del Almanzora, el transporte estará becado para aquellos que lo necesiten. «Se pondrá a su disposición un transporte para llegar hasta las aulas en horario lectivo. Esperamos que esta medida facilite el acceso y ayude a personas que de otro modo no podrían cursar estos ciclos», puntualiza.

Con estos Ciclos se pretendía en sus inicios crear empleo para los jóvenes residentes en la comarca y dar respuesta a necesidades de contratación de Cosentino en ciertos perfiles profesionales. En este punto Gómez Carretero insiste en que en la medida que se incorporan a Cosentino el 95% de los alumnos que finalizan, «si podemos decir que se cubre el objetivo. Sin embargo, aún podemos aspirar a que acaben muchos más alumnos ya que hay oportunidades para ellos».

«Cosentino está creciendo y cada vez los cambios son más rápidos y frecuentes, los procesos productivos y la maquinaria utilizada cada vez es más precisa y específica; esto se traduce en que nuestra demanda de personas con cualificaciones especificas está muy por encima del número de personas que finalizan los ciclos de FP, en consecuencia, tenemos que buscar profesionales fuera de la comarca e incluso fuera de la provincia de Almería», subraya el director de Talent Development.

Historia de los cursos

Además de la formación que reciben en aula con el equipo docente, los profesionales de Cosentino trabajan en estrecha colaboración con los profesores y alumnos, manteniéndose reuniones periódicas y constantes con el profesorado y personal de mantenimiento de la fábrica; siempre a disposición de las demandas y necesidades del ciclo. Los alumnos de los ciclos aprenden con maquinaria de última generación perteneciente a la firma almeriense y cuentan con equipos específicos de seguridad como si de un trabajador más se tratara.

En consecuencia con estas circunstancias, la formación recibida durante los dos años que dura el ciclo formativo, habilita o prepara a los jóvenes de la comarca para realizar trabajos de mantenimiento y producción.

Por su parte, el grupo Cosentino llevaba a cabo una inversión importante, aportando los recursos necesarios para la puesta en marcha del proyecto; destinados a la construcción de las aulas, la habilitación del espacio de trabajo, la dotación de maquinaria y herramienta, la dotación a los alumnos del equipamiento de trabajo, así como la formación complementaria que reciben tanto alumnos como profesores.

En cuanto a las aulas, estas se reparten en clases para la teoría, otra donde se ha instalado el taller eléctrico para este tipo de prácticas y un taller mecánico para el mecanizado (donde los alumnos trabajan con tornos, taladros, cepillos, sierras, horno y una zona habilitada para la soldadura); instalaciones que se complementan con el departamento destinado a los profesores.

Reglados por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, estos estudios se realizarán íntegramente en la sede central de Grupo Cosentino y las clases serán impartidas por profesores del IES Juan Rubio Ortiz de Macael. Durante los cursos académicos que conforman el título, los alumnos convivirán con los empleados de la compañía y conocerán sus instalaciones, maquinarias y procesos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos