Cantoria presenta 1066 firmas de ciudadanos pidiendo la intervención del Defensor del Pueblo en el caso de la UTAM

Cantoria presenta 1066 firmas de ciudadanos pidiendo la intervención del Defensor del Pueblo en el caso de la UTAM

Las instalaciones de gestión administrativa llevan en Cantoria más de 30 años y no se conoce informe técnico alguno que justifique el cambio de localidad

I. A.Cantoria

La alcaldesa de Cantoria, Puri Sánchez, ha hecho entrega en el registro general de la Junta de Andalucía en Almería, de las 1066 firmas recogidas por vecinos de la localidad pidiendo la mediación del Defensor del Pueblo Andaluz ante el cierre de la Unidad Territorial de Atención a Municipios de la Diputación Provincial. Las instalaciones de gestión administrativa llevan en Cantoria más de 30 años y no se conoce informe técnico alguno que justifique el cambio de localidad.

En la argumentación presentada al Defensor del Pueblo se aportan pruebas de los intentos del Ayuntamiento para obtener información que nunca fue facilitada, ni tan siquiera a la propuesta de cesión de instalaciones mas amplias en el caso de que necesitasen mayor espacio. Cantoria es, además, la localidad en la que mayor volumen de facturación se produce en la principal fuente de riqueza de la comarca, el mármol, así como el término que concentra mayor número de empleos por empresa en activo.

En los antecedentes expuestos ante el defensor del pueblo se expone que:

La Diputación Provincial de Almería ha decidido retirar de manera unilateral y sin aviso previo alguno la Unidad Territorial de Atención a Municipios, una oficia que da servicio a toda la comarca del Almanzora y que se encuentra ubicada en nuestra localidad desde hace más de treinta años.

No ha habido aviso ni argumento alguno para el inminente cierre y traslado a una localidad gobernada por un alcalde del mismo signo político al del actual presidente de la institución provincial, como tampoco se conocen informes técnicos que justifiquen esta decisión.

La única información que tanto vecinos como ayuntamiento hemos tenido sobre este cierre y traslado han sido meros rumores durante meses, sin confirmación alguna por parte de la Diputación.

A pesar de no existir esa información oficial sobre las intenciones de la administración supramunicipal, decidimos debatir en pleno ordinario este asunto ofreciendo a la institución un nuevo local en el caso de que su justificación fuese, sin tener noticia alguna de ello, un nuevo local más amplio. Remitimos esa propuesta a Diputación y no hubo respuesta.

Tampoco la hubo a las llamadas realizadas desde esta Alcaldía a la presidencia de la institución, e incluso suspendieron una reunión prevista con el diputado delegado del área de atención a municipios en la que entendimos que se nos iba a informar de «algo» a este respecto.

El silencio administrativo de la Diputación Provincial de Almería también se extendió a un burofax enviado desde el Ayuntamiento de Cantoria y dirigido al presidente de esta institución.

La única información que hemos tenido al respecto ha sido la publicación en un perfil de Facebook por parte de miembros del Partido Popular de Macael, sobre el traslado de estos servicios a su municipio tras meses de adecuación de un local para tal cometido.

Acompañamos a esta petición de mediación tanto las firmas de los vecinos, como el acta del pleno referido y copia del burofax enviado, ya que entendemos que es sobradamente injusto que el color político pueda usarse para el orden establecido durante más de tres décadas en las que han pasado por la institución provincial gobiernos de distintos signos políticos.

La mayoría absoluta del actual presidente de la Diputación puede otorgarle poder, pero no infinitos, y por ello creemos que debe ser una figura imparcial, que represente los intereses de todos los ciudadanos y en cuyos fines esté ayudar a la ciudadanía y a las administraciones a encontrar una solución que respete los intereses de cada una, pero que resuelva el problema a ambas.

Por todo ello, y al entender que determinados asuntos deben estar por encima del mero capricho político, pedimos su mediación en un conflicto que no sólo genera la pérdida de un servicio público que se prestaba desde Cantoria, sino que además conlleva la pérdida de confianza de nuestra localidad hacia una administración cuya finalidad debería ser colaborar en la gestión de la actividad municipal en territorios que, por su tamaño, no podemos armarnos de determinadas estructuras administrativas, y no convertirse en un arma de confrontación entre territorios vecinos como se pretende en la de Almería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos