Almería, Granada y Jaén reivindican unidas el eje eléctrico Vera-Baza no presupuestado por el gobierno

Almería, Granada y Jaén reivindican unidas el eje eléctrico Vera-Baza no presupuestado por el gobierno

Los socialistas de estas tres provincias anuncian una batería de medidas para lograr, «antes de que acabe el año», la inclusión de la línea en la planificación estatal

I. A.Almanzora

El PSOE de Granada, Jaén y Almería ha unido sus fuerzas para exigir al Gobierno de España la construcción de la línea eléctrica Vera-Baza; una infraestructura «fundamental» para el desarrollo socioeconómico de las tres provincias, por lo que han acordado poner en marcha una batería de medidas para que sea incluida, «a la mayor brevedad», en la planificación estatal de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica.

El secretario general de los socialistas almerienses, José Luis Sánchez Teruel, y sus homólogos de Jaén y Granada, Francisco Reyes y Pepe Entrena, respectivamente, mantuvieron ayer un encuentro en el que concluyeron en que la reciente exclusión de esta línea es un castigo más Andalucía.

Sánchez Teruel hizo hincapié en que «el Gobierno de España tiene que cumplir con la palabra dada», apuntando que esta línea se tenía que haber ejecutado en 2016.

«Gracias a la acción de la Junta de Andalucía y de los alcaldes, el ministro se comprometió de nuevo a incorporar la línea, algo que no ha hecho», denunció Sánchez Teruel; agregando que «con las cosas de comer no se juega».

El dirigente almeriense aseguró que es de vital importancia la ejecución de este eje para que “las familias y las empresas no sufran cortes, y para que puedan venir otras”, puesto que según detalló hay importantes proyectos de energías renovables que quieren instalarse en las tres provincias y si no cuentan con esta infraestructura, «evidentemente no podrán hacerlo».

Asimismo, Sánchez Teruel pidió al ministro de Energía que reciba a los alcaldes de los municipios afectados después de que todavía no lo haya hecho tras la petición formulada por todos ellos.

Por su parte, el secretario general de Granada, Pepe Entrena, subrayó que no se esperaba este nuevo jarro de agua fría, advirtiendo de que la exclusión de la línea eléctrica es un hecho «grave» para los intereses de las tres provincias, especialmente para la generación de empleo e instalación de empresas, al tiempo que ha recordó que el Gobierno aún tiene tiempo de rectificar, «antes de que acabe el año», precisó.

En la reunión, los tres dirigentes provinciales acordaron registrar iniciativas parlamentarias en las Cortes Generales y en el Parlamento andaluz, así como mociones en los casi 100 municipios afectados.

En paralelo, se llevarán a cabo reuniones con el resto de fuerzas políticas y colectivos sindicales y empresariales. «No queremos hacer de este asunto un caso de confrontación política», aclaró tras indicar que si no se resuelve esta problemática se convocarán movilizaciones.

El secretario general del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, calificó de «increíble» que la referida línea «no se ponga en marcha» después de que el Gobierno llegara a un acuerdo con la Junta el pasado mes de mayo. A su juicio, «el modus operandi del Gobierno con Andalucía ha repercutido muy negativamente en la parte oriental de esta Comunidad a la que tiene sumida en un desierto energético y ferroviario».

Francisco Reyes aludió al incumplimiento del acuerdo fijado en la Conferencia de Presidentes, en la que se marcó como «prioridad» luchar contra el fenómeno de la despoblación por parte del Gobierno y de las Comunidades Autónomas.

«Si queremos que la gente siga viviendo en el territorio, que la gente siga teniendo oportunidades allá donde han nacido y donde ellos quieran seguir trabajando, son fundamentales servicios tan importantes como el servicio eléctrico», explicó el socialista. Según datos del Clúster andaluz este proyecto supondría más de 1.100 millones de euros en inversión y 15.000 empleos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos